Cómo aliviar el dolor del nervio ciático

Inmediatamente al presentarse presión en los discos de la columna vertebral, se ven afectadas las raíces del nervio ciático. Básicamente aquellas se inflaman y causan dolor en la parte baja de la espalda. Incluso, el dolor ciático puede llegar a propagarse a las piernas del paciente.

Esencialmente para aliviar el sufrimiento, la persona debe realizar ejercicios específicos, los cuales ayudan a reducir las probabilidades de generar ciática en un futuro.

Por cierto, quienes deciden cómo debería tratarse la ciática son los quiroprácticos, fisioterapeutas, médicos y entrenadores atléticos certificados. Ellos programarán un tratamiento específico para cada caso de ciática.

Cómo aliviar el dolor del nervio ciático

Recomendaciones contra el dolor

Sin duda alguna, muchas personas pensarían que la cura de la ciática es el reposo, cuando en realidad es el ejercicio. Claro, el descanso se recomienda en los primeros días de la ciática.

Ya después es preferible ponerse de pie y empezar a ejercitarse, a menos que el doctor diga lo contrario.

Primeramente se aconseja ejercitarse porque los músculos empiezan a debilitarse y en vez de desinflamarse las raíces nerviosas, estas reciben aún más presión sobre ellas.

Los movimientos facilitan la condición de los discos vertebrales, manteniéndolos saludables, y estos son:

  • Fortalecimiento de los músculos: Es sumamente esencial ya que tonificar los músculos de la espalda favorecen la condición de la columna vertebral. Básicamente, al no estirar estos músculos pueden convertirse en inflexibles y ocasionar dolor al estirarse. También, tonifican los glúteos y los músculos, partes del cuerpo en donde se encuentra el nervio ciático.
  • Estiramiento de los músculos: Indiscutiblemente, al permanecer tiesos los músculos de la zona lumbar y los de las piernas, la probabilidad de sufrir de adormecimientos y hormigueos es mayor. Es obvio que antes de comenzar con cualquier rutina física, es conveniente estirarse unos cuantos minutos. Si los músculos se encuentran muy tiesos, el cuerpo humano hace esfuerzo demás y puede empeorar la situación.
  • Acondicionamiento aeróbico: Básicamente al caminar, correr, nadar o andar en bicicleta, liberamos endorfinas que ayudan a reducir el dolor ciático. Por ejemplo, al caminar realizamos un ejercicio de bajo impacto, pero proporciona beneficios para la zona lumbar del cuerpo. De igual forma, no solo alivia el dolor, sino que también mejor el estado físico general.

Deja un comentario

contador