Causas emocionales del dolor del nervio ciático

El nervio ciático constituye la parte del sistema nervioso que se extiende a las extremidades inferiores. De hecho, es la extensión más larga del cuerpo, en su punto más grueso, es más ancho que un pulgar de la mano.

Por lo que, como un nervio, está sujeto a cambios bioquímicos que nos transportan de un estado de ánimo a otro. De esta forma, con el tiempo, dichos estados de ánimo se traducen en carácter y gestos que pueden mejorar o deteriorar nuestra salud.

Leamos acerca de las causas emocionales que pueden afectar al nervio ciático.

Causas emocionales del dolor del nervio ciático

Emociones intensas

El estrés reflejado en el enojo, la ira, la ansiedad y la agresividad afecta gravemente los músculos y órganos adyacentes al nervio ciático. Esto, se traduce en dolores abdominales, presión en la espalda media baja y dolores intestinales.

Ocasionando, que se estrangule al nervio ciático impidiendo la transmisión de órdenes y dando una alerta, mediante el dolor. Se localiza, en la zona de la cadera y glúteo y puede llegar al muslo, debilitando y dificultando la motricidad.

Emociones reprimidas

Peor que expresar emociones intensas, es ocultarlas, lo que llamamos estados pasivo-agresivos. Por ende, el aislamiento, la negación y la proyección en otros de la rabia y frustración solo aumentan las consecuencias en el propio cuerpo.

Esto, ocasiona malestar en toda la extensión del nervio ciático y provoca rigidez en la parte de la espalda. También, en los dedos de los pies y punzadas en las pantorrillas y muslos. Incluso, las emociones bajas como la tristeza, la depresión y la inseguridad son agravantes de la ciática.

¿Qué hacer?

Trata de ampliar el rango de confianza en tus relaciones, delega y entiende que no puedes realizarlo todo por ti mismo. Además, toma un tiempo para replantear tus ambiciones, hacer nuevas relaciones y entender el porqué de tus propias emociones.

Actualmente, ciencias como la neurobiología han asociado los malestares corporales ocasionados por estados de ánimo con la fibromalgia. En Oriente, esto se asocia a antiguas prácticas como la medicina ayurvédica, que ofrecen tratamientos alternativos.

Déjanos tu opinión en los comentarios.


Deja un comentario

contador